Francisco Humberto Vitale
Fundador de Institución Cervantes

"CRECER Y CRECER SIN PAUSA"

Crear, hacer, crecer y seguir creciendo permanentemente fue la motivación que siempre alentó mis actos y, por ende, de la institución educativa que fundé en la ciudad de Río Cuarto allá por el año 1950, hace más de medio siglo.
Posteriormente, con la entusiasta colaboración de amigos que se fueron sumando al proyecto “Cervantes”, fundamos los Institutos de San Juan en 1958, de Mendoza en 1962 y de Córdoba en 1964, además de filiales de éstos en varias localidades del país.

Tomando el caso particular de Córdoba; por la envergadura y pujanza de esta ciudad, pronto Institución Cervantes se transformó en el Centro de Operaciones de nuestra actividad. Así fue que en 1999, en función del crecimiento alcanzado, con la cooperación del excelente grupo humano que me acompañaba, y para dar la necesaria trascendencia y proyección del establecimiento dimos nacimiento a lo que hoy es “FUNIC” (Fundación Universitaria Cervantes), única entidad propietaria de Institución Cervantes de Córdoba.

En lo personal creo que hemos tomado la senda correcta, estando además convencido de que educación, más educación, más educación, tanto sea impartida por escuelas estatales o privadas, es la principal herramienta que le dará grandeza a nuestra bendita patria.

Ing. Nydia Vitale
Hija del Sr. Fundador y Directora General de Institución Cervantes

Este pequeño texto resume la tarea que llevó a cabo este gran Educador, que trabajó incansablemente para y por la capacitación y formación.

Agradezco al personal de Institución Cervantes que ha estado presente y acompañando a la familia en este triste momento en que despedimos a Don Humberto.
Del mismo modo a los Amigos, a los Colegas. a las Autoridades Ministeriales, a los Colegios y Consejos Profesionales, Cámaras, Gremios, Empresas, Organizaciones y a Todos los que de distintas formas estuvieron vinculados al Sr. Vitale.

Escuchar de muchos de Uds., los recuerdos, anécdotas y conceptos tan valiosos hacia su persona y tarea, nos hace sentir orgullosos y felices por su trayectoria.

En lo personal seguiré brindando mi esfuerzo y dedicación para dar continuidad, fortalecimiento y crecimiento a su proyecto educativo que tanto le ha dado a nuestra provincia.

En mi nombre y en el de la familia, reciban un fuerte y cálido abrazo.

Ab. Gustavo Mallea Marcucci
Secretario Académico de Institución Cervantes

La Comunidad Educativa de Institución Cervantes sufrió la pérdida de su Fundador, Don Francisco Humberto Vitale, pionero indiscutido y referente de la Educación privada de Córdoba y del país. Don Vitale fue para muchos de los que estamos Educación quien marcó el camino y en definitiva el horizonte por el cual se debe trabajar en la tarea de enseñar.

Se fue un hombre digno, de fuertes convicciones, de espíritu inquieto, cuyo accionar permanente en su vida estuvo dirigido a crear espacios para educar a las personas. Para todos los que tuvimos la suerte de conocerlo y el alto privilegio de trabajar a su lado, sabemos que nos deja su gran impronta y un inmenso legado. Herencia que nos impone la obligación de estar a la altura de sus ganas, sus inquietantes y constantes desafíos; de ese fuego sagrado por materializar lo que muchas veces parecía una Utopía en el campo de la educación.

Nuestra Institución y la sociedad toda pierden a un gran innovador y emprendedor de propuestas educativas. La vida de Humberto -como todos lo llamábamos- estuvo abocada a generar proyectos que tuvieran el más noble de los objetivos que alguien se puede proponer como lo es el de transformar la vida de miles de personas, y de este modo aportar a la sociedad en su conjunto.

A Francisco Humberto Vitale. Lo recordaremos como se debe y en cada acto procuraremos ser dignos de todo lo que generó y creó.

Diego J. Loza
Ex Coordinador del Dpto. Extensión Institucional de Institución Cervantes

Lo que trasciende a un hombre es su legado, es la huella que deja en el camino de la vida, es el fruto de una larga siembra que cosechan aquéllos que lo suceden.
Lo que trasciende a un hombre es su obra, moldeada con esfuerzo y tesón durante largos años, porque es allí donde reside el testimonio vivo de cada gota de sudor, de que cada noche de desvelo, de cada sacrificio y cada renunciamiento en pós de hacer realidad un gran sueño.
Lo que trasciende a un hombre son sus actos más que sus palabras, son sus valores más que sus conquistas, porque el verdadero sentido de su existencia no se encuentra en la cima que pueda haber alcanzado, sino en cada paso que haya dado para arribar a ella.
Humberto partió de este mundo luego de una vida plena de logros y rica en vivencias.
Fue un pionero en la educación privada de Córdoba y tuvo una visión que se animó a concretar construyendo una Institución desde sus cimientos y apostando siempre a su crecimiento permanente.
Dejó un legado de singular importancia. Supo dejar también huellas que son la guía para quienes hoy andan por los mismos senderos que él transitó. Institución Cervantes fue y será siempre su gran obra, la que sintetiza su lucha, la que resume su esencia como persona.
Todo éso es lo que lo trasciende y lo que lo hará permanecer en el recuerdo de aquéllos que lo conocimos.
Su impronta, su espíritu emprendedor y lo que supo inspirar en sus hijos y nietos, serán el punto de referencia y el ejemplo a seguir para que Cervantes continúe escribiendo su historia y afronte los desafíos que los nuevos tiempos le deparen.

Redireccionando. Aguarde unos momentos, por favor.Aguarde...
0%

FUNDACION UNIVERSITARIA CERVANTES

Encontranos en

Facebook YouTube LinkedIn Instagram YouTube
© 2001-2017 Fundación Universitaria Cervantes

INSTITUCION CERVANTES

  • Santa Rosa 1793X5003CEC
  • (351) 4890008 • Interno: 115 y 116
  • Córdoba República Argentina